El momento que cambió mi vida profesional

En el nacimiento de un negocio siempre hay un momento clave que marca el antes y el después. Cuando emprendes tienes que enfrentarte a muchos retos nuevos. Y para salir adelantes necesitas marcarte unos objetivos medibles.

Este fue mi momento.  

 

 

Recuerdo que fue el 24 de Septiembre de 2016 cuando decido asistir a mi primera quedada de Networking. Isa y Juanmi de Más y Mejor organizaban una quedada en Madrid para reunir a un grupo de emprendedores. Recuerdo que me daba mucho miedo ir a un sitio donde no conocía a nadie. Yo soy la persona más tímida del mundo mundial, pero me armé de valor, y allí que me presenté, aquella tarde quedamos en Le Pain Quotidien.

Al llegar, enseguida me acogieron las demás personas que también estaban en la quedada. Recuerdo como me preguntaban quien era yo y que era lo que hacía. También ellos me contaban sus historias y poco a poco aquella tarde conocí a un montón de personas que compartían mis mismas inquietudes.

Empezó la reunión y una de las sorpresas que nos tenían preparada Isa y Juanmi era grabarnos en video una presentación donde teníamos que decir “quien soy” y “a quien quiero ayudar”. En el video salgo muy nerviosa hablando en directo, sin preparación y mostrando mi anterior web de diseño generalista.

Durante la tarde hablé con un montón de personas, muchas de ellas hoy somos grandes compañeros.

 

Lo que más me llamó la atención era la forma de comunicar de Isa y de Juanmi.

 

El poco tiempo que hablé con ellos fue muy emotivo. Me transmitieron una energía y un estado de bienestar que no se puede describir. Simplemente recuerdo que pensé:

 

“yo quiero sentirme y transmitir la misma energía que estos chicos transmiten”.

 

Regresé a casa cargada de ideas y nuevas sensaciones, pero sobre todo con una idea muy clara. Mi negocio tenía que dar un giro completo. Cambiar todo lo que tenía y los servicios que ofrecía de diseñadora para ayudar a las personas que realmente siempre me han fascinado y a las que me gusta ayudar. Aquella noche apenas dormí dandole vueltas a todo mi negocio.

 

Sabía que tenía que construir un negocio donde me sintiera con una gran energía y motivación, un negocio adecuado a mis necesidades y con clientes que valorasen el diseño y el trabajo bien hecho.

 

Me pasaba el tiempo trabajando para clientes que no me valoraban, solo me tenían como la chica que maneja photoshop y lo pone bonito. Pedían y pedían cosas y apenas estaban pagado todo lo que hacía. Tenía mil ideas, que las empezaba pero no las terminaba y me sentía muy agobiada.

Tenía listas y listas de cosas pendientes por hacer, mil proyectos para empezar, mucho trabajo de clientes que no lo valoraban. Y lo peor de todo, se mezclaban las tareas familiares, con las del trabajo. Era super agotador, el trabajo por cuenta ajena en empresa familiar, atender a mis dos niñas, las extra escolares, los deberes, llevar todas las tareas de la casa y el poco tiempo que me quedaba (si es que me quedaba) era para mi negocio.

 

 

Mis dos tesoros

 

Eso no podía seguir así. Yo solo quería sentirme con energía, y tener todo organizado. Quería tener una ruta, una guía, algo para poder llegar al final del día bien, sin estar agotada y poder tener la sensación de haber terminado las tareas. Poder tener un negocio estable y tiempo para mis dos tesoros.

 

 

Recuerdo que me sentía agobiada y perdida sin saber cual era el siguiente paso que tenía que dar para avanzar. Perdía el tiempo leyendo mil formas de hacer las cosas. Leía sobre como ser más productiva y terminaba comprando mil agendas de esas bonitas para colorear cada tarea.

 

Poco a poco en Octubre del 2016 y tras haber puesto mi negocio patas arriba comencé de nuevo, desde cero, me quité los clientes que no me aportaban nada y con un nuevo planteamiento nació la idea de mi nuevo negocio, y enseguida empecé a darle forma. Creé la imagen visual y los valores de mi nueva marca personal. Definí cada detalle, la misión de mi negocio, y construí el cliente ideal con el quería trabajar. Todo iba cogiendo forma. Pero aún me faltaba lo principal. Tiempo y planificación para ponerlo en marcha.

 

En Enero del 2017 descubrí el curso que lanzaban Isa y Juanmi:
Productividad Emprendedora.

 

Y sin apenas leer la pagina de ventas lo compré sin dudarlo.

 

Ahora estaba claro. Con razón aquellos chicos trasmitían tanta estabilidad y energía. Se dedicaban a la productividad y a la gestión de negocios. La base para tener un negocio sólido y una vida estable.

Entré al curso sin pensármelo, aún estaba sin montar y entre los compañeros íbamos pidiendo lo que necesitábamos y así se iba construyendo, se construía a nuestra media. Era perfecto. Productividad emprendedora fue el motor que necesitaba mi negocio para crecer.

 

Recuerdo que fue muy duro sacar tiempo para dedicárselo al curso, y sacar tiempo para llevarlo a cabo pero poco a poco fui dandole forma. Lo primero de todo fue el cambio de mentalidad para emprender. Darme cuenta de porque siempre estaba agobiada y no conseguía avanzar.

 

El siguiente paso fue ponerme objetivos, medibles y claros.

 

Tiré a la basura las mil libretas con listas interminables.
Estaba creando mi primer plan de acción.

 

Aprendí a poner foco, a no perder el tiempo. Descubrí en qué fase se encontraba mi negocio para saber a donde quería ir. Y poco a poco todo fue cogiendo forma.

Creo que soy la alumna a la que más trabajo le costó todo. Estaba muy perdida y agobiada.

 

Pero ahora miro hacia atrás y veo todo lo que he conseguido. Aún no ha terminado el año y ya puedo decir que dedico el 100% del tiempo a mi negocio. Apenas hace un mes he despedido a mi jefe y actualmente empiezo a tener a los mejores clientes del mundo. Personas que valoran mi trabajo, y personas que quedan encantadas con mis servicios. Son mis clientes ideales que terminan convirtiéndose en amigos.

Por fin, me encuentro en un momento donde me siento con energía, donde mi negocio empieza a despegar. Tengo tiempo para cumplir mis objetivos que me marco, tiempo para mi familia y niñas y desprendo la energía que estos dos chicos un día me transmitieron a mí.

 

Gracias Isa y Juanmi. Seguimos en contacto y avanzando juntos. 

 

Como puedes ver, este es el momento en el que cambió mi vida profesional.

Hoy quiero mostrarte la nueva edición de Productividad Emprendedora. Isa y Juanmi me han dado la oportunidad de ser afiliada de su curso, pues nadie mejor que yo, para recomendarlo, está claro.

Te recomiendo que te apuntes al training y no te lo pierdas. Es gratuito y te van a aportar un montón de valor. Ya lo verás. Esta edición es aún mucho mejor y no quiero que te pierdas el training gratuito que sacan el próximo día lunes 27 de Noviembre, así que apúntate ya para no perdertelo.

 

Te paso el enlace para que no te lo pierdas,
serán 4 videos de gran valor.

Después de verlo la próxima semana hablamos y me cuentas que te parece ¿vale?.

>> Training Gratuito de 4 vídeos <<

 

P.D.: Después del training voy a darte una sorpresa que estoy preparando, estate atento.

8 comentarios en “El momento que cambió mi vida profesional

  1. Joder, me acabas de emocionar Laura 🙂
    ¡Recuerdo perfectamente esa Quedada!

    Era la primera que hacíamos en Madrid como “Más y Mejor” y teníamos muchas ganas de conectar con toda la gente que aún no conocíamos.

    Me has hecho llorar con estas palabras:
    “Por fin, me encuentro en un momento donde me siento con energía, donde mi negocio empieza a despegar. Tengo tiempo para cumplir mis objetivos que me marco, tiempo para mi familia y niñas y desprendo la energía que estos dos chicos un día me transmitieron a mí.”

    Un día hace muchos años alguien me dijo:
    “Tú puedes encender la llama de los demás”.
    Y creo que así me siento yo cuando estoy con otros emprendedores.
    Trato de ayudar con lo que sé y me alegra haberlo hecho contigo.

    Mil gracias de corazón por este super artículo.

    Un abrazo enorme.

    • Hola Juanmi! No pensaba que te iba a causar tanta emoción. Me alegra que te haya gustado, es algo que necesitaba contarlo.
      Estás cambiando la vida de muchas personas. Este artículo lo hice con todo el cariño del mundo, pues siento la necesidad de contarlo. Me gustaría poder gritar al mundo que tanto Isa como tú podéis encender las llamas que tenemos dentro para ser nuestra mejor versión.

      Un abrazo de corazón!

  2. Magnifico post Laura.

    Creo que me estoy animando ha hacer el curso. Si lo hago, sera a traves de tu pagina. Naturalmente.

    Disfruta de lo que queda de semana. De tu vida, de tus hijos. ¡La vida es maravillosa y hay que vivirla a topoe!

    1000 abrazos desde la isla de los volcanes. Lanzarote.

    • Gracias Fran! Este curso ha supuesto un gran cambio en mi vida y quería compartirlo con todos vosotros. Si te animas vas a notar muchos cambios, ya no solo en la forma de ser más productivo, sino cambios en tu negocio, y cambios en tu salud, pues te aseguro que serás más consciente de llevar una dieta sana, y hacer ejercicio. Todo empieza definiendo tus objetivos y un plan de acción.

      Y lo mejor de todo, disfrutarás de la familia. De los hijos y de cada detalle.

      Un abrazo, Fran y disfruta de cada paso del camino y de la maravillosa vida !!!

  3. Hello Laura,

    Me encanto tu historia, inspiradora y de ahí que venga el juntarse con los mejores nos lleva a crear nuestros sueños más rápidos.

    Y si sirve mi comentario a cerca del curso de Isa y Juanmi, yo tome uno con ellos hace unos meses y me hizo tomar fuerza y enfoque a una ONG que tengo en Usa. Gracias a ellos tuve un subidon en el crecimiento de ese proyecto y ahora se mantiene. Y como aprendí de ellos un objetivo a la vez….ahora mi energía está en este nuevo proyecto de 🍷, y poco a poco hasta que también empiece arrancar. Aquí aún no tengo ventas, ni llegó a los suscriptores, pero sé que poco a poco llegará!

    Gracias Lau

    • Hello Berenice! Es cierto, eres la media de las 5 personas con las que te juntas.
      Estar con los mejores hace que tu también progreses y te conviertas en mejor persona.
      Cierto, el curso de PROEM ha supuesto para mí un antes y un después, tanto en el negocio como en la vida personal.
      Lo que Isa y Juanmi enseñan y ayudan no tiene precio, vamos. Y esta nueva edición del curso viene cargadita de muchas, muchas, más novedades. Estoy deseando verlo! No doy crédito a lo que nos espera.

      Tienes un gran proyecto, vamos a darle caña!!! Poco a poco, marcando objetivos y sin perder foco.
      Con esa mentalidad emprendedora y a darlo todo!

      Gracias Berenice!

  4. Interesante artículo Laura.

    Tienes una web genial, de esas que llaman la atención en cuanto entras.

    Y respecto a las quedadas, reconozco que no he ido a ninguna, pero para el próximo año tengo que ir mínimo a una, aunque como tú dices, ir sin conocer, a mí es algo que me tira para atrás, pero se hará.

    Un afectuoso saludo

    • Hola Adela! Anímate a las quedadas. Quita el miedo y te llevarás nuevas experiencias, contactos y grandes compañeros. Ya que en estas reuniones solemos tener todos la misma mentalidad emprendedora.
      Si eres de Madrid y te apetece, Te puedo avisar de alguna quedada que vaya.

Deja un comentario